Nombre completo: Callot Soeurs
También conocida como: Callot Sisters
Fecha de nacimiento: 1895-1952
Lugar de nacimiento: París, Francia
Conocido por: líder entre las casas de moda 1910-1920
Educación: Familiar
Web oficial: http://www.fashionmodeldirectory.com/designers/marie-marthe-regina-and-josephinecallot/

Callot Soeurs fue una de las principales casas de diseño de moda francesa de los años 1910 y 1920.

Inicios de Callot Soeurs

Callot Soeurs abrió sus puertas en 1895 en la calle Taitbout No. 24, en París, Francia. Sus fundadoras fueron cuatro hermanas: Marie Callot Gerber, Marthe Callot Bertrand, Regina Callot Tennyson-Chantrell y Joséphine Callot Crimont. Todas tenían un talento natural para el buen gusto en el vestir, propio de la época que les tocó vivir.

mujeres-frente-callot-soeurs-calle-taitbout-cerca-1910
Mujeres frente al taller de Callot Soeurs en la calle Taitbout, 1910

La hermana mayor, Marie, recibió entrenamiento en corte y confección, aunque ya había trabajado para Raudnitz & Co., prominentes modistas parisinas de ese momento. Muy jóvenes recibieron instrucción materna, una encajera que se dedicaba a hacer delicados trabajos en seda y algodón.

En sus inicios las hermanas comenzaron a trabajar con cordones antiguos y cintas para hacer más atractivas las blusas y la ropa interior. Su éxito las llevó extender su trabajo hacia otras prendas de vestir y también a crecer. De esta manera hacia finales del siglo XIX ya eran una marca con cierto reconocimiento. Sin embargo, la tragedia tocó sus puertas cuando en 1897 Joséphine Callot Crimont se suicidó.

En 1900 se presentaron en la Feria Mundial de París. Ese año, las Callot Soeurs tenían doscientas personas en su atelier e hicieron 2 millones de francos en ventas. Un año después, habían triplicado la fuerza de trabajo empleada y duplicado sus ventas.

Expansión y fama de Callot Soeurs

Los vestidos de día creados por las Callot Soeurs recibieron reconocimientos en la Exposición Universal de 1915 en San Francisco. Para 1916, Henri Bendel era el mayor comprador de Callot Soeurs en la ciudad de Nueva York. Ese mismo año, American Vogue apodó a las hermanas The Three Fates y las declaró «las más importantes entre las fuerzas que gobiernan los destinos de la vida de una mujer y aumentan los ingresos de Francia».

Durante la Primera Guerra Mundial, el apoyo estadounidense fue vital para el éxito continuo de las Callot Soeurs. Mientras las ventas europeas caían, los compradores estadounidenses pedían entre 300 y 800 piezas cada julio. En respuesta a la proliferación de imitaciones, entre 1910 y 1920, las Callot Soeurs colocaban regularmente anuncios en The New York Times que enumeraban los minoristas oficiales de sus diseños.

Callot Soeurs amplia su taller

En 1919, las Callot Soeurs se trasladaron a locales más grandes en el número 9-11 de la avenida Matignon. Un año después, Marthe Callot Bertrand murió repentinamente y la viuda Regina Callot Tennyson-Chantrell se retiró para cuidar a su hijo. Marie Callot Gerber dirigió la casa por su cuenta durante los siguientes siete años.

En la década de 1920, la casa Callot estableció sucursales en Niza, Biarritz, Buenos Aires y Londres. Un artículo de enero de 1922 en Ladies ‘Home Journal afirmaba que «Callot probablemente tenga más clientes ricos que cualquier otro establecimiento en el mundo. Vienen de América del Sur, de Sudáfrica y del este hasta Japón».

En 1926, la diseñadora estadounidense Elizabeth Hawes, mientras trabajaba en París, usaba regularmente los servicios de Callot Soeurs. Hawes insistía en que la gente usara lo que a ellos personalmente les gustara, no lo que se consideraba de moda.

Aunque algunos compradores estadounidenses consideraban los vestidos de Callot Soeurs como anticuados y pasados de moda, Hawes siguió vistiendo esas «ropas sencillas con maravillosos bordados» por muchos años.

diseños-callot-soeurs
Diseños de Callot Soeurs

Sin embargo, la mayor defensora estadounidense de esta casa fue Rita de Acosta Lydig, quien encargaba docenas de vestidos a la vez. Según su hermana Mercedes de Acosta, «Rita diseñó la mayor parte de su propia ropa y las hermanas los hicieron para ella». Rita llevó puesto un vestido plateado de la casa Callot cuando posó para Giovanni Boldini en 1911.

Se dice que Rita era una apasionada del buen vestir y que en cierta ocasión, cuando supo que su esposo tenía una aventura con una mujer que vestía mal, envió a la amante a Callot Soeurs por ropa nueva. ¿Qué hay de cierto en ello? No se conoce, pero la leyenda está ahí.

Callot Soeurs deja el mercado

Marie Callot Gerber murió en 1927 y el obituario que publicó Le Figaro se comentó: «Una de las figuras más bellas del negocio del lujo parisino ha desaparecido».

En 1928, Pierre Gerber, hijo de Marie Callot Gerber, se hizo cargo del negocio pero no pudo sobrevivir en un mercado altamente competitivo y, en 1937, la casa Callot Soeurs cerró y pasó a formar parte de Calvet. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial hizo las cosas muy difíciles en Francia. Como sucedió con la casa Vionnet en 1939, Calvet y la marca Callot finalmente cerraron en 1952.

Legado de Callot Soeurs

Muchas modistas francesas deben parte de su éxito a Callot Soeurs. Tal es el caso de Madeleine Vionnet, que fue una costurera prominente en Callot. Allí refinó su técnica de alta costura. Otro tanto sucedió con Marie-Louise Bruyère, diseñadora que entrenó con las Callot Soeurs.

La ropa de Callot Soeurs fue muy conocida por sus exóticos detalles. Entre sus méritos también sobresale el hecho de estar entre las primeras casas de moda que usaron lamé dorado y plateado para hacer vestidos.

Veintiún vestidos de Callot Soeurs se conservan en la Colección de Arte Acton en la Villa La Pietra de la Universidad de Nueva York en Florencia. Vestidos adicionales están en manos del Museo Metropolitano de Arte, el Museo de Arte de Filadelfia, el Museo de Arte de Indianápolis y el Museo del Ulster, en Belfast.