Nombre completo: Giovanni Maria Versace
También conocido como: Versace
Fecha de nacimiento: 2 de diciembre de 1932 – 15 de julio de 1997
Lugar de nacimiento: Regio di Calabria, Italia
Conocido por: El extravagante diseñador amigo de las celebridades
Educación: No estudió en academias
Web: https://www.versace.com/international/en/home/

La pasión de Versace por la moda le viene dada en los genes, debido que su propia madre, Francesca, era una modista y poseedora de una tienda de ropa. Antonio, su padre, era un vendedor de electrodomésticos. El matrimonio tuvo al hijo mayor, Santo, Gianni, Donatella y Tina, quién falleció a los 12 años a causa de una infección de tétano.  Su madre fue su primera fuente de conocimiento. Pasaba días en la tienda viendo diseños y prendas, por lo cual, al graduarse de secundaria en el Liceo Classico Tommaso Campanella, decidió trabajar un tiempo junto a su mamá, mientras alternaba sus estudios en dibujo arquitectónico. A los 18 años ayudó a Francesca como comprador, siendo cada vez más recurrente su asistencia a los desfiles, y con ello su acercamiento a la industria.

A los 22 años comenzó a diseñar prendas, y poco tiempo transcurrió hasta que un comerciante de la ciudad le encargara varias piezas que se venderían en la misma tienda de su madre. Comenzaba la década de los 70 y las prendas hechas en Italia generaban cada vez más prestigio, los ojos del mundo de la industria se volteaban para ver lo que ocurría en el país europeo. Milán era la capital de la moda, lo que despertó interés en Versace, quién estaba ávido por crear.  1972 será el año en el que su vida cambiaría irremediablemente, comenzando el 5 de febrero cuando viajó hasta el norte de Milán. Los diseñadores de la marca Florentine Flowers, Ezio Nicosia y Salvatore Chiodini, le encargaron a Versace el diseño exclusivo de la colección otoño-invierno.

Versace en su atelier

Ese mismo año decide mudarse de manera definitiva a Milán, donde trabajará en el taller De Parisini de Santa Margherita, con lo cual empezaría a ganarse el respeto dentro de la industria.

En 1973 diseña prendas prácticas para la línea Callaghan”, y luego demostró su versatilidad cuando trabajó con gamuza y cuero en “Genny”. Un año después, en 1974, creó una nueva línea que llamó “Cómplice”, la cuál era confeccionada en cuero, siendo éste uno de los materiales menos utilizados para el momento.

“Versace”, un imperio familiar

En 1976, con el apoyo de su hermano, Santo, quién se licenció en Administración de empresas, decide formar su propia marca que llamarían “Gianni Versace”. Un año después su hermana Donatella entró a formar parte de la compañía, junto a su esposo, Paul Beck. Es así como en tan sólo dos años la marca se volvería un sello familiar.

Donatella Versace junto a Gianni

La marca crecía a pasos agigantados, abriendo su primera tienda en Milán, en 1978. Inauguraron la boutique con las líneas desarrolladas anteriormente por Versace: Cómplice, Callaghan y Genny. Meses después lanzaron la línea femenina de Versace, y en septiembre la colección masculina. Estos primeros diseños se caracterizan por la utilización de colores pasteles.

Comienzan los años 80 y Versace hace un despliegue de creatividad, descubriendo técnicas y materiales que eran ajenos a la realidad de la industria. Empezó a ser uso de la tecnología del momento, además de continuar trabajando con cuero y combinándolo con caucho.

El diseñador italiano es amante del arte, de la arquitectura, la pintura, escultura, la danza y el canto, es por ello que comienza a ser uno de los principales diseñadores de vestuario de los coreógrafos Richard Strauss y Maurice Bejart, además de trabajar en los trajes para la ópera Don Pasquale de Donizetti.

En 1982 recibe el galardón “L’Occhio d’Oro”, reconociéndolo como mejor diseñador de colección femenina 1982/1983, cuya característica fue el uso del metal, creando una malla metálica que perfeccionó con ingenieros alemanes.

Ese año comenzó una relación estable con el modelo italiano, Antonio D’Amico, el cuál fue el gran amor del diseñador, incluyéndolo incluso en su testamento.

La relación entre Antonio D’Amico y Gianni Versace no tenía la aprobación de los Versace

Versace está decidido a la expansión, por lo que abre una boutique en la ciudad de Madrid, en septiembre de 1988. La tienda se distinguirá por sus 600 metros cuadrados que servirán como exposición a cada prenda, mereciendo la admiración de sus espectadores.

A finales de los 80 presenta su línea de fragancias “Versus”, con lo cual abre el espectro de sus creaciones, además de lanzar una línea clásica llamada Signature”.

Versace: otra celebridad

Gianni Versace hizo lo que otros diseñadores no pudieron: tener amistades en el mundo del espectáculo. Músicos, actrices, actores, bailarines, directores, escritores y modelos, todos tenían gran cariño y admiración por el italiano amante del glamour y la extravagancia. Naomi Campbell, Linda Evangelista, Christy Turlington y Cindy Crawford, son las top models que conocían con mayor profundidad al afamado italiano.  Otro de sus amigos más cercanos era el británico Elton John, quién logró que Versace diseñara el vestuario de toda una gira de conciertos. Posteriormente, en 1995, organizan una fiesta para “Elton John Aids”, una organización fundada por el cantante.

Versace y Elton John fueron amigos durante décadas

En 1992, crea la gala “Rock’N Rule”, a beneficio de la Asociación contra el SIDA de Amfar. El evento se realizó en Nueva York con el apoyo de la Comisión de Comercio Italiana.  Un año después, en 1993, vuelve a impresionar al público con un nuevo tipo de línea, pero esta vez dedicada al hogar. Cojines, vajillas, alfombras y edredones, son algunos de los elementos de “Home Signature”. El imperio Versace se había esparcido hasta llegar a diseñar piezas de damas, caballeros, niños, bolsos, joyería, y ahora, artículos de casa.

Ese mismo año lanzó una colección de primavera que dividió la opinión de sus fanáticos. Con un estilo sadomasoquista causó revuelvo entre la industria de la moda, diseñando vestidos de baby doll, mallas y usando cloruro de polivinilo.  A inicios de la década de los 90, la vida de Gianni Versace se estremece al ser diagnosticado con cáncer de oído. Durante su tratamiento y hasta su exitosa recuperación, el diseñador delega varias de sus funciones a sus familiares.

Versace rodeado de sus modelos favoritas

En 1994 incursiona en el mundo de la escritura y publica el libro “Men Without Ties”, obra donde se exponen varios diseños masculinos de Versace, modelados por sus clientes más cercanos Jeremy Irons, Sting, K.D. Lang, Mickey Rourke, Jeff Bridges y Sylvester Stallone.

Continuando con su sueño de expansión, abre en 1996 su boutique principal en la Quinta Avenida en Manhattan, una de las arterias comerciales mas distinguidas de Nueva York.  Finalmente, en 1997, Versace firma un contrato para hacer pública la empresa, dejando 800 millones de dólares en acciones a su sobrina Allegra, de 11 años de edad.  

Versace se enluta

Pocos días después, el 15 de julio de 1997, el mundo se estremeció con una noticia que enlutaría la industria de la moda: A los 50 años de edad, Gianni Versace es asesinado. El asesino en serie, Andrew Cunanan, le propinó dos disparos en la nuca  justo cuando Versace volvía a su residencia después de su habitual paseo matutino por Miami Beach. Un testigo que se encontraba en la zona reportó el incidente al 911. Funcionarios del FBI retiraron el cuerpo que yacía en la entrada de la casa de Versace, trasladándolo a University of Miami Jackson Memorial Medical Center, donde finalmente fue declarado muerto.  Según algunas fuentes, Cunanan y Versace se conocieron en una ópera en San Francisco, en la que el diseñador estaba encargado del vestuario. Poca información certera se tiene sobre la relación entre ambos, puesto que la familia Versace nunca quiso hacer una declaración al respecto, y la investigación policial tampoco arrojó esos detalles.

Antes de ponerle fin a la vida de Versace, Andrew Cunanan asesinó a otros tres hombres en diferentes ciudades de Estados Unidos, por lo cual estaba siendo buscado por la policía, quienes ofrecían una recompensa de 10.000 dólares a quién diese información sobre el prófugo. Tras nueve días del asesinato del italiano, Cunanan se suicidó disparándose con su propia arma, justo antes de que la policía acordonara la casa flotante donde fue rodeado.  Tras un servicio privado en la ciudad de Miami, los restos del diseñador fueron cremados. Donatella Versace se encargó de trasladar las cenizas a la finca familiar, en Milán. En la ciudad italiana se realizó un sentido funeral al que acudieron más de 2.000 personas y cientos de personalidades como Diana de Gales, Elton John, Sting, Luciano Pavarotti, Giorgio Armani, Karl Lagerfeld, la modelo Naomi Campbell y su amigo íntimo Maurice Bejart. Su compañero sentimental durante 15 años, Antonio D’Amico, también asistió a la ceremonia pese a la desaprobación que sentía la familia por el modelo.

Cientos de personalidades asistieron a la ceremonia. En el centro se encuentra la Princesa Diana, quién fallecería semanas después a causa de un accidente automovilístico

Posteriormente, en el informe policial se haría público los gustos de D’Amico y Versace, quienes solían contratar prostitutos que entraban a la mansión por la puerta trasera, sin ser vistos. Este hecho fue confirmado por el propio D’Amico al ser interrogado por el FBI. Sin embargo esto no guarda relación alguna con Cunanan, de hecho, la pareja del diseñador asegura nunca haberlo visto.

El caso no resuelto

Otro aspecto inconcluso en la vida de Versace tiene relación a su salud. La opinión pública y algunos medios de comunicación aseguran que el diseñador era VIH positivo. El rumor se acrecentó cuando la periodista Maureen Orth afirmó en su libro “Vulgar Favors”, que cuando ocurrió el asesinato Versace ya habría sido diagnosticado con el virus.

Este dato tampoco pudo ser confirmado debido que fue suprimido del informe policial y catalogado como información confidencial, luego de que en 1998 la familia Versace ganara un juicio en el que solicitaron que el historial médico fuera excluido del informe de investigación del FBI.  Según el testamento de Gianni Versace, su sobrina Allegra debe asumir el 50% de la empresa, tal como la hecho hasta ahora. Además, estipuló una pensión mensual de 28.500 dólares a su pareja, Antonio D’Amico, y el derecho que habitar cualquiera de las cuatro propiedades que poseía el diseñador.

A la izquierda, Allegra Deck Versace, la heredera del emporio

A cargo de la empresa queda Donatella, quien se desempeña como directora creativa de la marca, y su hermano, Santo como gerente.  Recientemente la cadena de televisión FOX estrenó una nueva temporada de la serie American Crime Story, esta vez dedicada al asesinato de Gianni Versace. Aunque ha sido duramente criticada por la familia Versace, ha atraído a millones de televidentes que ansían conocer la vida y obra del opulento diseñador, sus intríngulis y el manejo de la una de las más reconocidas casas de marca: Versace.