Nombre completo: Rabih Kayrouz
Fecha de nacimiento: 1973
Lugar de nacimiento: Beirut, Libano
Conocido por: Uso del estilo “Know-how”, en las colecciones “Ready to wear”.
Educación: Chambre Syndicale de la Couture Parisienne
Web: http://maisonrabihkayrouz.com/
https://www.instagram.com/maisonrabihkayrouz/?hl=es-la
https://es-la.facebook.com/MaisonRabihKayrouz/about/?ref=page_internal

Al igual que los más renombrados diseñadores, Rabih Kayrouz descubrió su pasión fashionista desde pequeño, lo cual lo llevo a emigrar a Paris a la temprana edad de 16 años. Entre 1988 y 1989, comenzó sus estudios en la Chambre Syndicale de la Couture Parisienne, una de las más prestigiosas academias de Francia.

Tiempo después pone en marcha su talento artístico, recibiendo entrenamiento en importantes casas de marca como Chanel y Dior. En 1995 decide volver al país que lo vio nacer, residenciándose en Beirut, ciudad en la que se desarrollo con gran rapidez, ganando gran fama como diseñador de vestidos de gala y de novia.

Trece años después, en el 2008, regresa triunfante a la capital de la moda, en la cual apertura su propia casa de diseño que se sitúa en 38, Boulevard Raspail, en el corazón del glamour.

Rabih Kayrouz saluda desde la pasarela

Ese mismo año decide, tras su experiencia como diseñador oriunda de Oriente Medio, cofundar una fundación sin fines de lucros llamada “Starch Foundation”, la cual se encarga de impulsar a jóvenes libaneses aprendices de moda, ayudándolos a promocionar sus colecciones y lograr su internacionalización. Uno de los diseñadores procedentes de esta fundación es Krikor Jabotian, quien se ha ido abriendo paso en la industria fashionista.

Rabih Kayrouz se catapulta al éxito

En el 2009 fue el diseñador invitado para la Cámara de la Unión de París Couture (Chambre Syndicale de la Haute Couture). Entre el 2010 y 2011, la misma federación lo inscribe como miembro invitado de manera indefinida, lo cual lo consagra en la elite de la alta costura, registrándose cada año en el calendario oficial.

En el 2011 recibe la atención de los medios, siendo identificado como uno de los “nuevos talentos emergentes”, según la afamada revista francesa ELLE, reconocimiento mediático que le será de gran utilidad para comercializarse.

Un año después, en el 2012, hace un vuelco en su línea creativa, dejando a un lado la “alta costura”, y centrándose en prendas versátiles y prácticas, adaptadas a la vida moderna. Meses después crea, de manera exclusiva, una colección de capsulas para “La Redoute”, la empresa dedicada a la venta de prendas por correo. Ese mismo año decide abandonar la alta costura y se centra en el “Ready to wear”, una colección de capsulas para mujeres urbanas, recibiendo grandes elogios por el estilo “know-how”.

El negro es uno de los colores predilectos por Rabih Kayrouz

Desde el 2012 hasta el 2015, se presentó como miembro invitado en la Semana de la Moda de Paris, lo cual lo catapulta como un diseñador de gran notoriedad y vanguardia.

En 2013 recibe el reconocimiento, por parte de la Ministra francesa de Cultura, Aurélie Filippetti, quien lo nombró Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, bajo la promoción de personalidades extranjeras.

El 2016 ha sido uno de los años más importantes en la carrera de Kayrouz. En febrero pasa a ser miembro oficial del desfile Paris Fashion Week. En Junio del mismo año forma parte, de manera permanente, de la Chambre Syndicale.

El estilo Rabih Kayrouz

Las prendas de Rabih Kayrouz modeladas en las grandes pasarelas expresan el gran romanticismo del diseñador. El volumen, la modernidad, la impresión granadina y los trajes de sastre, son los elementos claves que se observan en sus creaciones. Para la noche, el libanes opta por los colores negro, fucsia y rojo, además de combinar distintos estampados que aportan gran versatilidad a sus piezas.

Rabih Kayrouz juega con los diferentes cortes

Aunque sólo ha pasado una década desde los inicios de Rabih Kayrouz, su crecimiento como exponente de la moda se produce a gran velocidad, lo cual augura un futuro prometedor tanto para su carrera como para aquellos enamorados de su trabajo.